Hemos importado los mejores tés japoneses además del matcha. ¡La familia crece!

Yoga al desnudo, la tendencia impulsada por Nude Yoga Girl que triunfa en Instagram

*Este post está dedicado a todos aquellos amigos/clientes de Dragon Matcha que además de mejorar su capacidad de concentración tomando matcha, son practicantes de yoga. ¡Seguro que os encantará! 

 

Instagram se ha convertido en un escaparate donde los yoguis publican sus mejores asanas (posturas de yoga). Lo que no imaginarías es la nueva tendencia impulsada por Nude Yoga Girl, que consiste en hacerlo totalmente desnuda. Cada una de sus fotos es una pequeña obras de arte, y casi 800.000 personas siguen sus publicaciones a diario. Como ella, una legión de yoguis se han animado a seguir su estela bajo el hashtag #NYGyoga, en toda una cruzada a favor de la aceptación de uno mismo.

El yoga es una disciplina milenaria que cada día gana más adeptos alrededor del mundo. El yoga tradicional es originario de la India, aunque en Occidente ha experimentado un crecimiento espectacular en los últimos años. Cada vez más personas deciden desplegar su esterilla, enfundarse las mallas y ponerse a practicar asanas.

Una publicación compartida de Natàlia Antequera ॐ (@outdoor_yoga_girl) el

 Son de sobra conocidos los beneficios del yoga para la salud. A grandes rasgos:

Sin embargo, algunos yoguis (o yogis en inglés) van un paso más allá y reivindican la pureza de practicarlo sin ningún tipo de atadura ni ninguna pieza de ropa encima. Y si puede ser llenándose los pulmones al aire libre, mucho mejor.

Una de las adeptas de esta tendencia es nuestra amiga Natàlia (@outdoor_yoga_girl), que se atreve a dejarse ocasionalmente las mallas en casa y practicarlo en un entorno natural con estupendas vistas. En esta publicación la podemos ver encaramada en un banco con el marinero pueblo de Port de la Selva de fondo, en el idílico Cap de Creus catalán.

Según nos cuenta Natàlia, practicar yoga en un gimnasio o hacerlo sin ropa y al aire libre, no tiene nada que ver. En palabras de Natàlia, “es una experiencia totalmente diferente, ya que la conexión con la naturaleza y con el propio cuerpo es muchísimo mayor” y además “creo que todo el mundo debería probarlo alguna vez”.

Una publicación compartida de Nude Yoga Girl (@nude_yogagirl) el


Nude Yoga Girl lo inició todo

A nivel mundial, una de las pioneras de esta tendencia es Nude Yoga Girl (@nude_yogagirl). Una chica que, con sus conocimientos de fotografía, yoga y una gran dosis de buen gusto empezó a postear fotos exclusivamente en blanco y negro en 2015.

Hoy, ya convertida en una estrella de Instagram, ha saltado a las páginas de Harper’s Bazaar y en una entrevista ha manifestado que el amor hacia tu cuerpo empieza en la mente.

Poco se sabe de esta rubia yogui de 26 años, que desde el pasado marzo del 2017 empezó a postear también fotos en color, que incluso se pueden comprar en su propia tienda online.

Una publicación compartida de Nude Yoga Girl (@nude_yogagirl) el

Cada imagen es una pequeña obra de arte y presumimos que hay un gran trabajo fotográfico detrás de cada publicación, ya que para encontrar una imagen hay que disparar la cámara cientos de veces. Aunque el contenido de la fotografía es muy minimalista y nada presuntuoso, las localizaciones son idílicas: desde cascadas en Bali a cactus en México.


Los porqués de su éxito

En poco tiempo Nude Yoga Girl conseguirá que un millón de personas sigan a diario sus posts en Instagram. ¿A qué es debido su éxito? ¿Quizá al misterio que provoca su anonimato? ¿O será la calidad de sus imágenes? Puede que la clave sea la naturalidad y la no-sexualización de su desnudez y del cuerpo femenino. Por ese motivo, sus fotos gustan tanto a hombres como mujeres.

Una publicación compartida de Nude Yoga Girl (@nude_yogagirl) el  

Nude Yoga Girl no muestra su rostro. Siempre aparece con la cara tapada o cubierta por una cámara de fotos o máscara veneciana. Sin embargo, a pesar de guardar con celo su identidad, en muchos de sus posts revela sus miedos e inseguridades, especialmente en las etapas de infancia y juventud, donde no era socialmente aceptada por ser (según ella) excesivamente alta y delgada.

La políticas de Instagram son muy estrictas respecto a la desnudez y hay que pixelar cuando la censura de Instagram considera que se ha enseñado más de la cuenta. Aunque, sin embargo, es en las descripciones de las fotos donde Nude Yoga Girl se muestra más vulnerable y real.

Con un estupendo sentido del humor comenta cómo en muchas sesiones se debe levantar antes de que se haga de día para conseguir, por ejemplo llegar a una cascada a hacerse las fotos sin ropa y sin turistas. O en otro post también comenta la vergüenza que le supondría si alguien la pillara en plena sesión de fotos. Los textos con los que acompaña sus fotos muestran en general la lucha por la aceptación de uno mismo y destila naturalidad a la vez que clase, y es por ese motivo que nos encanta.

Una publicación compartida de Nude Yoga Girl (@nude_yogagirl) el

Sin embargo, los comentarios respecto Nude Yoga Girl en la jungla de internet no se han hecho esperar y han generado controversia entre las personas a las que les encantan sus fotos y los detractores que consideran que no hay ninguna necesidad de practicar yoga de esa forma, y aun menos de mostrarlo.

También hay quien comenta que el problema de la sociedad no es el de aceptar el desnudo femenino, sino el aceptar el cuerpo del 95% de las mujeres reales.

Controversias aparte, ella es además la responsable que muchos y muchas yoguis posteen bajo el hashtag #NYGyoga (la abreviatura de Nude Yoga Girl). Ya son más de 500 que han recogido el guante lanzado por Nude Yoga Girl, aceptando el reto de postear sus mejores posturas sin ninguna ropa, en una cruzada a favor de la aceptación de uno mismo y la satisfacción con el cuerpo en que a cada uno nos ha tocado vivir.



El caso de Heidi Williams y su grupo de ayuda

Pero @nude_yogagirl no es la única yogui que se ha apuntado a la práctica sin ropa. Otro ejemplo es el de Heidi Williams (@heidiwilliams89). Heidi consigue cuidadas fotografías en idílicos paisajes naturales. ¿Por qué desnuda? Ella misma nos cuenta que así se siente libre y la práctica del yoga le permite crear una conexión consigo misma después de un pasado muy traumático.

Una publicación compartida de heidiwilliams89 (@heidiwilliams89) el

Un apartado muy interesante en la obra de Heidi, es el de su Support Group, un grupo de Facebook con más de 3000 suscriptores creado como “un espacio para que seas escuchada, tu dolor sea compartido y se creen valiosas conexiones”. Sin duda, un buen espacio que puede ser una vía de escape para personas que estén sufriendo alguna situación dolorosa. Dicen que el dolor compartido duele un poquito menos.

Las fotos de Heidi Williams tampoco son fruto de la casualidad y hay mucho trabajo detrás. Para rentabilizar tanta dedicación, en su web tiene una sección llamada Art Gallery, donde desde 25$ nos podemos hacer con una de sus mejores imágenes impresa a todo color.



Sin miedo a nada

Como Nude Yoga Girl y como Heidi, una legión de valientes yoguis han posteado sus fotos, sin más intención que la de mostrarnos, ya sea desde entornos paradisiacos o desde la comodidad de su salón, que están orgullosas de su cuerpo, de ellas mismas, y de los beneficios que la práctica del yoga aporta a sus vidas.

Una publicación compartida de Daniella Smith (@daniellasmithmusic) el

Una publicación compartida de Elijah~Blue 📍Rishikesh (@yogi_bhagavati) el

Una publicación compartida de Cristea Loredana (@loryaero) el

Una publicación compartida de Liz (@lizcrosbyyoga) el

Una publicación compartida de Bronwyn (@bronntron) el


Ellos también se apuntan 

¡Pero no vayas a pensar que esta tendencia es exclusivamente femenina! Aunque Nude Yoga Girl tiene muchísimas seguidoras, el yoga no entiende de sexos, y a ellos también les encanta.

Siguiendo la estela e inspiración de Nude Yoga Girl encontramos a Nude Yoga Guy (@nude_yogaguy) que aunque con muchos menos seguidores, tiene el mismo concepto pero en versión masculina. ¿Se animará pronto con las fotos en color?

O por ejemplo a Daniel (@makeyourmagichappen) que no tiene reparo en ponerse a practicar yoga en mitad de un bosque únicamente ataviado con sus pinturas de guerra :)

Una publicación compartida de Nude Yoga Guy (@nude_yogaguy) el

Una publicación compartida de Daniel (@makeyourmagichappen) el

 

¿Qué os parece esta tendencia?

Cabe recordar, que el yoga es mucho más que retratarse para instagram. No hay que olvidar su esencia. Para sus practicantes, el yoga es una filosofía que va asociada estilo de vida sencillo y natural. Su práctica va unida a la meditación, al conocimiento del propio cuerpo y a una alimentación sana.

Como decíamos, en Dragon Matcha tenemos muchos clientes que son practicantes de yoga, y que toman matcha para relajarse, tal y como lo llevan haciendo los monjes budistas durante siglos. La alta concentración de teanina del matcha lleva a un estado de relajación y bienestar, sin causar somnolencia, cansancio o falta de atención. Los monjes que toman matcha se mantienen relajados pero en estado de alerta, lo que les permite concentrarse y clarificar la mente sin la energía nerviosa que provoca el café.

 

 




Únete a nuestra comunidad yogui. Te mantendremos informad@ sólo de cosas bonitas :)

¡Regístrate! Es gratis :)

Te informaremos de cosas bonitas :)